exfóliate

Veintisiete días, es el tiempo que una piel sana renueva su piel, durante ese periodo las nuevas células que nacen en la capa basal recorren todas las capas de la epidermis hasta llegar a la capa córnea, y allí las células totalmente queratenizadas mueren y se desprenden del resto de la piel.

Pero desgraciadamente este proceso de regeneración celular se va ralentizado con la edad, por lo que surge una acumulación de células muertas en la parte superficial de la piel hace que esta se vea átona, asfixiada, y basta.

Este resultado se ve acentuado si la piel ha sido expuesta al viento y al sol de manera prolongada como suele ocurrir en verano.

Además esta barrera de células muertas dificulta enormemente la efectividad de los tratamientos cosméticos, ya que disminuye de manera drástica la capacidad de absorción de sustancias activas por vía tópica. Por lo que las arrugas se ven acentuadas y las manchas de la piel y el resto de inestetismos difícilmente pueden ser tratados.

Para poder renovar la piel necesitamos la ayuda de peelings (productos exfoliantes que nos ayuden a eliminar la capa queratenizada de la epidermis). Así, gracias a los peelings por un lado conseguiremos:

  • Volver la piel más permeable aumentando su capacidad de absorción de sustancias activas de los productos cosméticos.
  • Afinar y borra las arrugas superficiales.
  • Devuelve luminosidad a la piel.

Pero además de ello, conseguimos un relanzamiento de los procesos metabólicos de la piel, y en consecuencia:

  • Aumenta la velocidad de regeneración de la piel.
  • Estimula la fabricación de colágeno y elastina en los fibroblastos, reduciendo drásticamente las arrugas profundas.
  • Elimina las infecciones dérmicas.
  • Hace un efecto llamada de agua de las capas profundas de la piel.
  • Estimula la micro-circulación sanguínea.
  • Elimina el exceso de pigmentación de la melanina borrando las manchas.
  • Reduce considerablemente la profundidad de las cicatrices y mejora el acné.

 

 

Sabiendo esto mi recomendación es que exfolies tu piel en casa y  en cabina, con productos adecuados a ti  aconsejados por tu esteticista. Lo ideal es que primero pases por un centro donde  puedan hacer un buen diagnóstico del estado de tu piel y partiendo de esa base te aconsejen lo que mejor se adapte a tu necesidad.

Recuerda, se trata de cuidar tu piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *